martes, 11 de abril de 2017

SEMBRANDO LETRAS

Sembrando letras


Cuento


El huerto de mi  colegio



 

El huerto de mi colegio

Un día de verano de mucho, mucho calor, estaba paseando por el huerto del colegio.

-¡Me va a dar una insolación de tanto calor! –pensé.

De repente, oí una vocecita. Miré alrededor y no había nadie. Pero pronto descubrí de qué se trataba. Era un tomatito Cherry que estaba llorando.

-¿Qué te pasa tomatito Cherry? –le dije.

-¡Es que hace mucha calor y me estoy marchitando! –dijo el tomatito.

-¡Sí!, el tomate tiene razón. ¡Por favor haz algo! –asintió el huerto.

-Iré a hablar con el sol –pensé-. Pero antes os regaré para que no os marchitéis. Entonces los regué.

-¡Qué agua más rica! –dijo el pimiento de campanilla.

-¡Y qué fresquita está! –habló el tomatito Cherry.

-¡Qué sed tenía! –apuntó la coliflor.

-Por fin…¡bebo agua! –dijo el repollo.

-¡Ha pasado una eternidad desde la última vez que bebí agua! –exclamó el rábano.

-Y que lo digas –contestó la lombarda.

Todo el huerto gritó de felicidad y lloró de felicidad.

Adiós huerto, ya me voy a hablar con el sol.

-¿Pero cómo subiré yo hasta el sol? –pensé.

Entonces di con una idea. Cogeré mi escalera gigante de cinco metros. La coloqué en el suelo y subí por ella. Sólo me faltaba un metro para llegar hasta el sol.

De pronto vi un canguro y pensé que a lo mejor, el canguro podría llegar hasta el sol.

-Señora canguro, ¿Sería tan amable de llevarme hasta el sol?

La señora canguro dio un gran salto, pero no podía llegar hasta el sol.

Entonces un pajarito se acercó y me dije, tal vez él me podría llevar, pero pesaba demasiado.

Después de un rato, di con la idea perfecta. Seguro que la jirafa podría alcanzar al sol con el cuello tan largo que tiene.

-Jirafa, por favor, ¿Me puedes llevar hasta el sol?
-Claro que sí, Sofía.

La jirafa pudo llevarme hasta el sol.

-¡Sol!, ¿Por qué hace tanto calor?

-Lo siento mucho, pero tengo fiebre –respondió el sol. Cuando tengo fiebre hace mucho calor.

Pobrecito –pensé.

-Ahora vuelvo, sol.

Me fui para traerle al Sol un jarabe para la fiebre y una bolsa con hielo.

-Hola Sol, ya he vuelto. Te he traído una bolsa con hielo para que te baje la fiebre.

-Muchas gracias niña.

Con aquel jarabe que le di al Sol, dejó de hacer calor y el huerto no se marchitó.

Fin

                                                 Sofía 3ºB




TOMATES Y JUDÍAS

Plantas de tomate y semillas de judía…¡todos al huerto!




Alumnado 3ºB

 
Campesinos conversando (Pieter De Molyn)


Sobre lo escrito




De las judías

Con el nombre de judías se cultivan en las huertas muchas especies distintas y un sin número de variedades.

Las judías se distinguen en enanas y de enrame: las enanas producen tallos derechos, pequeños, y tan solo crecen desde uno a tres pies de alto: las de enrame producen tallos volubles y tendidos al suelo, cuando no encuentran apoyo para sostenerse, y se elevan enroscándose alrededor de las plantas ramas, troncos y demás objetos inmediatos, y en algunas especies suelen crecer hasta la altura de treinta pies.

Fragmento de tomo III del libro de Agricultura (Gabriel Alonso de Herrera)
        








                                           



El huerto

Hoy hemos bajado al huerto con el maestro Pepe, que es quién lo cuida, y con Belén, nuestra profesora. La señorita Antonia, nuestra otra profesora, no pudo bajar porque tenía que estar con la otra mitad de la clase, que fueron al huerto el viernes pasado.

Lo que hicimos en el huerto fue sembrar semillas de judía. Para sembrar teníamos que dejar un espacio entre agujero y agujero. Después, le echamos mucha agua para que la tierra estuviese húmeda.

Pusimos tres semillas a cada agujero por si alguna no crecía. Por último, le echamos tierra por encima y las regamos. Pepe nos dijo que le echáramos mucha agua porque no íbamos a estar el fin de semana.

Cuando nos íbamos, le pedimos a Pepe que nos diese tres semillas de judía para sembrarlas en casa.

Natalia 3ºB











Los productos naturales y el huerto del colegio Cervantes

En ciencias sociales estuvimos estudiando qué son los productos naturales y los productos elaborados. Las materias primas son las que obtenemos de la naturaleza y cuando cambiamos algo de ellas se convierten en materias elaboradas.

Algunos días bajamos a nuestro huerto y vemos como tenemos un montón de productos naturales: zanahorias, tomates, pimientos, ajos, guisantes, patatas, habas, lechugas romanas, lechugas moradas, rábanos… Son productos naturales pero los podemos transformar en productos elaborados.

Por ejemplo, las patatas cuando las recogemos es un producto natural, si las pelamos, las freímos y le ponemos huevos, se han convertido en un producto elaborado.

Marta 3ºB










Con nuestro huerto aprendemos ciencias sociales

En ciencias sociales estamos estudiando los sectores económicos. Sector primario, sector secundario y sector terciario.

En el sector primario hay muchos trabajos como: agricultura, ganadería, pesca, explotación forestal y minería.

En nuestro huerto hacemos lo mismo que hacen los agricultores: siembran, quitan las malas hierbas, fumigan, riegan… Todos estos trabajos pertenecen al sector primario.

También, estamos estudiando los productos naturales. Es divertido ir al huerto y buscar productos naturales, entonces nos damos cuenta que todos los productos que sacamos de nuestro huerto son productos naturales porque se obtienen directamente de la naturaleza.

Aya 3ºB
  













Como hacen los agricultores







Es divertido ir al huerto



martes, 4 de abril de 2017

PIMIENTO BLANCO

Pimiento blanco o amarillo, lo nuestro





Alumnado 1ºA


La maison Rondest et son jardín l´hermitage (Camille Pisarro)


Sobre lo escrito





Aun del  verano  la estación propicia
afectarme solió  con  injusticia:
iba  con  mis colonos a la siega,
la mies,  segada casi,  ¡oh suerte  impía!
sobre  la corva  hoz  desfallecía,
cuando vi concurrir  los turbulentos
escuadrones de  vientos
y entreverarse en  hórrida  refriega
sobre  los trastornados elementos.
La grávida cosecha
de  raíz  arrancada
en  pedazos deshecha
fue  hasta  las  altas  nubes  expulsada,
y en  torbellino lóbrego y perverso
vi el fruto de  mi afán  volar  disperso.

Fragmento de las Geórgicas (Virgilio)

  


Hoy, preparamos una plantación de pimiento amarillo. El pimiento amarillo ha sido considerado como uno de los productos genuinamente de nuestra tierra molinense. Desde muchos años, ha sido una de las variedades más cultivadas en nuestras huertas por la gran calidad  de sus frutos. Se emplea en la elaboración de distintos y variados platos de cocina, también, es considerado como un excelente fruto para conservarlo en agua-sal de manera artesanal para la época invernal.

En esta ocasión es el alumnado de 1º A, el encargado de revivir esta variedad de pimiento tan característica en nuestro huerto escolar. Con ello tratamos que nuestros alumnos y alumnas experimenten con la plantación, el cultivo, la cosecha y la elaboración de platos típicos de la cocina de nuestro pueblo.

Sobre la propia tierra de nuestro huerto, el alumnado se muestra gozoso para llevar a cabo la tarea de plantación. Nunca antes habían tenido la oportunidad de tener entre sus manos y observar con detenimiento la planta del pimiento.

Quedan maravillados observando las plantas y el cepellón de tierra que queda sujeto por sus raíces. Después de la observar las plantas nos ponemos manos a la tarea.

En primer lugar, toman medida y marcan donde irán los hoyos para las plantas. Después, van haciendo los hoyos sobre la tierra y van colocando las plantas sobre los mismos, rellenan con tierra y finalmente, acaba el disfrute con el riego de las plantas.
Todo acaba siendo fácil y simple cuando afloran las ganas y el entusiasmo.

¡Les encantó y les emocionó! Fue un momento donde disfrutaron de singular y peculiar tarea en un ambiente al aire libre… ¡en pleno huerto escolar!

¡Enhorabuena y hasta la próxima!

Rescatando tradición 



























Jugando al aire libre



domingo, 2 de abril de 2017

RECETAS

Una receta para…¡Ajos tiernos!







Revuelto de espárragos y ajos tiernos


Esperanza 2ºA


Ingredientes


·         6 espárragos verdes
·         6 ajos tiernos del bancalico del Cervantes
·         2 huervos
·         50 gr de jamón serrano
·         Aceite y sal


Elaboración


1. Se pelan los ajos y se cortan.





2. Se cortan los espárragos verdes más o menos con el mismo tamaño que los ajos tiernos.


3. Se sofríen con poco aceite y un poco de sal.





4. Cuando los espárragos  estén un poco blandos, se incorpora el jamón. Damos unas vueltas.



5. Añadimos los huevos, ponemos otro poco de sal. Se retira de la sartén cuando los huevos estén cuajados.




 ¡Para chuparse los dedos!






Una receta para…¡Ajos tiernos!





Bacalao con ajos tiernos


Enma  2ºB



Ingredientes


·         5 ó 6 trozos de bacalao fresco.
·         Ajos tiernos de nuestro huerto
·         Espárragos
·         Aceite de oliva


Elaboración


1. Se fríen en un poco de aceite de oliva los espárragos  y los ajos tiernos, y se ponen con papel en un plato a parte para que no se queden aceitosos.


2. En un plato con harina se van rebozando los trozos de bacalao y se fríen en abundante aceite de oliva hasta que queden dorados, también se pondrán con papel en un plato a parte para que no queden restos de aceite.




3. Para servir se ponen todos estos ingredientes en un plato y se puede acompañar con unos tomates cherrys.



¡Exquisito plato!

miércoles, 29 de marzo de 2017

SIEMBRA DE CALABACIÓN

La siembra del calabacín





Alumnado Infantil 5 años A
 

Un campesino (Georges Seurat)


Sobre lo escrito




Sobre la conveniencia de que los campesinos conozan las horas y días idóneos para sembrar.

Dice el sabio Demócrito que la siembra que se realiza el trece de noviembre es la más útil y productiva, puesto que es probable que en ese fecha llueva y sople el viento saludable del sur. Es conveniente que los campesinos no siembren en un día en que sople el viento del norte, debido a que este viento enfría la tierra, de manera que las semillas no se desarrollarán en ella. No es conveniente que los campesinos siembren [toda la sementera en un único mes, sino que sembrarán de tres veces]: un tercio al comienzo de la época de efectuar la siembra, otro a mediados, y otro al final

Tratado de agricultura (Casiano Escolástico)
        



Con las semillas humedecidas durante unas horas y el alumnado de cinco años preparado nos fuimos al huerto. Hoy, regresan de nuevo para dejar sobre la tierra húmeda las semillas de calabacín.

En primer lugar, observan las semillas y casi todos conocen el calabacín. Hay dice que es de color verde. Una niña comenta que es alargado y algunos dicen que les gusta cuando su mamá lo cocina. A continuación, sobre la tierra, les contamos dónde sembraremos y la manera de hacerlo. Un voluntario va midiendo y señalando, ayudándose de una caña, donde irán los pequeños hoyos donde dejarán las semillas. Después, se completa la siembra con el modo y estilo indicado.

1. Van haciendo un pequeño hoyo en la tierra.

2. Ponen un poco de humus de lombriz.

3. Humedecen el hoyo con generosa agua.

4. Colocan tres semillas de calabacín.

5. Cubren las semillas con humus de lombriz.

6. Ponen una fina capa de tierra.

7. Riegan cada uno de los “golpes” de la siembra.


Finalmente, nos despedimos del huerto y regresamos a clase.



Con delicada valentía
























Semillas y agua