sábado, 30 de abril de 2016

LECHUGA ICEBERG

Lechugas iceberg


Alumnado Infantil 4 años


Sobre lo escrito




El uso de los estiércoles

Según Anatolio Africano, estercolando la tierra de buena calidad, toman incremento y lozanía sus sembrados y lo mismo en la tierra parda falta de crasitud”.
“Cuando se abona la buena tierra se le saca más producto y la tierra negra es un ejemplo de ello”.

Ibn al-`Awwam (ابن العوام) (Sevilla, segunda mitad s. XII - mediados s. XIII).             Agrónomo andalusí, época almohade.
Autor del célebre tratado de agricultura (El libro de la agricultura).



El sembrador (Van Gogh)

Los niños y niñas de infantil de cuatro años, están preparados... ¡Por fin!, llegó el día. Salieron al huerto y lo disfrutaron.

Cuando llegamos al huerto, comenzamos dando un paseo por el mismo. Contemplaron los diversos cultivos y nos detuvimos en ellos para que observaran y pudieran apreciar diferencias, detalles... ¡Estaban gozosos! Descubrieron las tablillas con los nombres de las diferentes plantas y jugamos a adivinar que plantas eran.

Finalizado el paseo, nos sentamos y explicamos que íbamos a hacer una plantación de lechugas. Habían tenido suerte. Les encantó el colorido y la forma de las lechugas.

Les entregamos a cada alumno y alumna una lechuga para que observaran y descubrieran las distintas partes de las plantas. Lo que más le llamó la atención fue el cepellón de la planta con la cantidad de raíces que se retorcían por todos lados. 

Atención, niños y niñas, ahora toca... ¡Plantar!

Se fueron haciendo los hoyos en la tierra y cada uno iba plantando una lechuga. La plantación fue un juego. Se plantaba una lechuga y después otra. Se iban contando las lechugas que se plantaban. Después de que todas la plantas estuvieron en la tierra, preguntamos. ¿Qué hacemos ahora? No fue demasiada difícil la pregunta. Todos adivinaron... ¡Regarrrr! Y, obviamente, nos pusimos a regar.

Después del riego, vuelta a la calma. Contemplamos la plantación y convenimos volver al huerto para observar el desarrollo de nuestras lechugas y realizar otras tareas.


Hasta la próxima, nos vemos en el huerto.

Te miro y te pruebo



Cada día, por la ventana te miro


dime huerto de dónde viene el sol, 


el agua y el viento.


Tú que manejas los ritmos de la naturaleza,


que siembras en mí la mirada


deja que hoy, mejor que mañana


estreche mi mano y te pruebe.


haz que observe tu magia


y tu valor.

Estrecha mi mano y te pruebo




jueves, 28 de abril de 2016

RECETAS

Una receta para… ¡Lechuga!


Pizza vegetariana


Alejandro 4º B

Ingredientes

    Para la masa

·        250 gr de harina de trigo
·        300 ml de agua
·        Una pizca de levadura
·        Una pizca de sal y aceite de oliva

Para el contenido

·        Un pimiento rojo
·        Tomate frito
·        Queso rallado
·        Una lechuga del huerto
·        Orégano
·        Nueces

Elaboración

·        Primero hacemos la masa para la base de la pizza. Mezclamos en un bol harina, agua, levadura, sal, aceite y amasamos hasta que quede una masa. Se deja reposar durante un par de horas. Después, con un rodillo estiramos la masa hasta dejar la base a nuestro gusto.


·        Se sofríe el pimiento. Extendemos el tomate frito por la base.






·        Distribuimos la lechuga, el queso y las nueces.




·        Terminamos espolvoreando el orégano por encima.




·        Se mete al horno a 250 º durante 20 minutos.



Ya la tenemos… ¡Lista para degustar!


Una receta para… ¡Lechuga!
Ensalada variada


Marina Rivera Infantil 3 años

Ingredientes


·        Lechuga del bancalico del Cervantes
·        Tomates
·        Huevos
·        Olivas negras
·        Pepinillos
·        Maíz
·        Atún
·        Aceite
·        Vinagre
·        Sal


Elaboración


·        En primer lugar, ponemos los huevos en un cazo y cubrimos con agua. Cuando empiece a hervir, contamos diez minutos.
·        Mientras lavamos bien con agua la lechuga y los tomates.
·        Troceamos la lechuga, los tomates y los huevos, después de pelarlos.
·        Ponemos en un plato la lechuga y vamos añadiendo el resto de ingredientes.
·        Aliñamos con un poco de sal, aceite de oliva y vinagre.


Solo nos queda…¡Comerrrr!

martes, 26 de abril de 2016

PARA SABER MÁS

Para saber más 

La huerta tradicional de Molina de Segura






LA HUERTA TRADICIONAL DE MOLINA DE SEGURA


Bancal de patatas y naranjos

La huerta de nuestro municipio, Molina de Segura, se formó gracias a las avenidas periódicas del río Segura a lo largo de muchísimos años. Con sus aportes de sedimentos constituyeron un terreno fértil, que se fue extendiendo a lo largo de todo el Valle del Segura y configurando un paisaje agrario de enorme valor.

Brazal de agua 
Desde los tiempos de los romanos, la huerta de Molina de Segura fue una tierra fértil y en ella, se cultivaron diversidad de frutales, pero fue la cultura árabe  quien dio mayor impulso y esplendor a estas tierras gracias a las innovaciones tecnológicas que aportaron. Entre ellas, destacan el uso de las norias para el riego. Otro ingenio árabe que transformó el regadío y posibilitó tener una frondosa huerta, fueron las acequias, que transportaban el agua que las norias elevaban hasta lugares distantes de la Vega. Su sistema de norias, azudes, acequias, azarbes, brazales…ha perdurado durante siglos. Hoy día, aún se mantienen muchos de sus elementos en perfecto estado de conservación, aunque algunos han necesitado ser restaurados.

La huerta tradicional de Molina de Segura se extiende por la margen izquierda del río Segura. Comienza en la parte alta que comprende la pedanía de El Llano y se va expandiendo por la huerta de Arriba y la huerta de Abajo de Molina de Segura. Pasa por la huerta de la pedanía de Torrealta y llega hasta la pedanía de La Ribera. La distribución de las aguas se realiza mediante la retención y distribución del agua por las dos acequias que existen en Molina, la acequia Mayor y la acequia Subirana.


Bancal de ciruelos en flor

El riego de nuestra huerta molinense nace en el azud situado en la pedanía de la Algaida, perteneciente al municipio de Archena. Los azudes son obras de origen árabe que se emplean para elevar el nivel del caudal de agua o de un río con el propósito de desviarlo hacia otro sitio y que por medio de acequias y brazales distribuyen las aguas a las tierras productivas de las huertas. Así, en el Azud de la pedanía de la Algaida, es donde nace la acequia Mayor de Molina de Segura y a su paso por nuestro municipio se separa en otra acequia menor, la acequia Subirana. Por medio de estas acequias el agua es conducida a brazales y finalmente a regaderas, que la llevarán a los distintos bancales distribuidos por toda la huerta y, regar los cultivos de hortalizas y árboles frutales. El agua sobrante de riego es devuelta de nuevo al río Segura para poder ser aprovechada en las tierras de otras vegas. Existe, por tanto, un aprovechamiento máximo del agua.

Río Segura a su paso por Torrealta

Desde el siglo XVIII, la agricultura de regadío en la huerta de Molina de Segura estuvo dominada por el cultivo de cereales, moreras, olivar, frutales, limoneros y vid. También, fue importante el cultivo de legumbres y hortalizas puesto que fue la base alimentaria de la época.
Tomates, pepinos...

A lo largo de siglos y años de prácticas agrícolas, se ha ido dibujando todo un paisaje característico en nuestra huerta que ha estado ligado al propio desarrollo de nuestro municipio y al mismo tiempo, al de la Región de Murcia. En este característico paisaje diverso, formado por pequeños bancales se han ido desarrollando toda una gran variedad de cultivos muy diferentes. Destacan los frutales: albaricoquero, melocotonero, ciruelo, naranjo, mandarino, limonero, higuera…. Junto a ello, pequeños bancales de hortalizas y verduras de temporada: patata, tomate, pimiento, judías, cebolla, ajos, calabacín… Hoy día, estos  bancales han quedado fraccionados como consecuencia de la herencia de padres a hijos y comienzan a predominar cultivos más específicos y extensivos como: coliflor, brócoli, patatas… que van destinados a la venta en mercados o la exportación. No obstante y a pesar de ello, aún continúan, como antaño, huertanos y huertanas cultivando pequeños huertos con productos de temporada que sirven para su propio consumo familiar. Entre los cultivos de hortalizas sobresalen en nuestra huerta: tomates, patatas, judías, habas, pimientos, cebollas, rábanos, pepinos, berenjenas, coles, lechugas…todos ellos destinados al autoconsumo.

En el aspecto ecológico nuestra huerta de Molina de Segura posee un alto valor tanto en su flora como en su fauna.

1.      En la flora de nuestra huerta destacan distintas especies de árboles frutales cultivados: naranjos, limoneros, albaricoqueros, melocotoneros, ciruelos, perales, membrillos, nísperos, higueras y parral, fundamentalmente. Igualmente, hay todo un conjunto de plantas en la zona, que de manera espontánea aparecen en la huerta y que conforman todo un tapete de vegetación que se distribuye por los diferentes bancales: junza, correhuela, vinagrillo, ortigas, grama, matasblancas,, bledos, cañota, verdolagas, lizones… También, por márgenes de veredas, sendas y regaderas, brazales, acequias o el propio río Segura: cola de caballo, sisca, cañas, carrizos, esparragueras, zarzas, sauces, álamos blancos, chopos y juncos.

Bancal de naranjos

2.      En cuanto a la fauna, es bastante variada y predominan mayoritariamente las aves. Abundan especies como: la abubilla, también, llamada en la huerta perputa, el verderón, ruiseñor, el petirrojo, igualmente conocido como colorín, el mosquitero, también llamado moscareta, carbonero, zorzal, rascón, zarcero, lavandera, conocida en nuestra huerta como pajarita de las nieves, el mirlo, más conocido como merla, la curruca cabecinegra…

En las aguas de nuestro río Segura podemos encontrar aves como: la polla de agua, la garceta común y la focha común y entre los peces sobresalen, el barbo y la anguila.

En cuanto a los mamíferos con los que nos podemos encontrar, destacamos principalmente: la musaraña común, el murciélago, el erizo común, la rata de agua, el ratoncillo y la comadreja.

Igualmente, encontramos en la huerta reptiles, como la salamanquesa común y la culebra de agua; anfibios, como la rana común, el sapo común; y miriápodos, como el ciempiés.


Nido de merlas

domingo, 24 de abril de 2016

PIMIENTO PICANTE


Pimientos pequeños, pimientos picantes

Alumnado aula de pedagogía terapéutica





Recuerdos de la infancia



« Había oscurecido y el tío Antonio entró en la taberna del Avino. Se paró un momento y miró. De pronto, se acercó a la mesa donde el tío Juan de Dios se cenaba un pedazo de pan y una sardina. Completaban su llorosa cena, sobre un papel de estraza, unas aceitunas de cuquillo y dos pimientos picantes.
El tío Antonio tomó asiento y sacó, no una mucho mejor cena. Un pedazo de pan, de peor dureza, y un solitario chorizo. Comenzó a cenar y de pronto, preguntó al tío Juan de Dios:
    -¿Cómo están esos pimientos?
    -Ca  -contestó el tío Juan de Dios- valen poco, apenas  pican. Coge uno.
El tío Antonio tomó uno y haciendo alarde de valor, mordió, y metió la mitad en la boca. Repentinamente, se levantó y con la boca abierta corrió al patio de la taberna. Allí tomó el botijo de agua y la vació completamente en su boca.
Mientras tanto, el tío Juan de Dios, seguía con su cena y sobre su rostro se dibujaba una sonrisa socarrona.
Al buen rato, entró, el tío Antonio totalmente dolorido. Se sentó a la mesa de nuevo y se quedó mirando al tío Juan de Dios. Después de unos minutos, exclamó:
    -Juan de Dios… ¡has acabado con mis mandíbulas! Estos pimientos picantes son un puro infierno. Nunca había soportado semejante castigo con su picor »
                                                                  “De vida y memorias”


Cosecha (Camille Pisarro)


Hemos llegado al huerto con Pepe y Paulina. Pepe nos explicó lo que íbamos a plantar que eran pimientos amarillos picantes. Plantamos en la tierra las plantitas del semillero.

En primer lugar, hicimos agujeros grandes en la tierra con la azadita. Después, plantamos las plantitas pequeñas de pimiento y las tapamos con mucho cuidado con tierra. Luego regamos con la regadera.
Lo que más me ha gustado ha sido plantar las plantitas en el hoyo y regarlas

Angy    6º A












Hemos llegado al huerto con Pepe y Paulina. Primero, Pepe nos ha explicado lo que íbamos a hacer.

Dijo que íbamos a plantar pimientos amarillos picantes.
Después plantamos las plantitas de pimiento y las  tapamos con mucho cuidado con tierra.

Más tarde, regamos las plantitas con las regaderas y aprovechamos para regar otras plantas: patatas, zanahorias, lechugas…

  
Lo que más me ha gustado ha sido probar los guisantes, que estaban tiernos y muy ricos y dulces.


Ayoub 6º B









Características nutritivas y propiedades de los pimientos

Son ricos en vitamina C, vitamina A, vitamina E y vitamina B6, B3, B1 y ácido fólico.
Tiene minerales como: potasio, calcio, fósforo y magnesio. Además, tiene hidratos de carbono y una  gran concentración de carotenos.
Tiene pocas calorías, 19 Kc por cada 100 gramos. Son ricos en fibra. Los betacarotenos ayudan a prevenir  enfermedades graves.












Tiempo de huerto




viernes, 22 de abril de 2016

RECETAS

Una receta para...
¡Escarola!

Oasis sobre escarola


Sergio Polo  5º B


Ingredientes


·        Escarola del Bancalico
·        Tomates cherry
·        Fresas
·        Pollo asado
·        Manzana
·        Aceite
·        Sal
·        Mayonesa
·        Ketchup
·        Zumo de naranja
·        Maíz

Elaboración

·        Se lava, se escurre y se trocea la escarola.


·        Se asa la pechuga de pollo y se trocea.




·        Se lava la manzana y la fresa y se cortan en trozos o láminas.






·        Se mezcla la mayonesa, Ketchup y zumo de naranja y se hace salsa rosa.


·        En una fuente grande se coloca en el fondo la escarola, luego a continuación se van distribuyendo el resto de ingredientes.
·        Se sazona.
·        Se coloca en el centro el casco de media naranja relleno con salsa rosa.
·        Se sirve y aliña al gusto.



¡Buen provecho!

Una receta para… ¡Lechuga hoja de roble!


Ensalada Hoja de roble


Natalia  4º B

Ingredientes



·        Una lechuga de hoja de roble del huerto del Cervantes
·         Tres tomates.
·         Sal, aceite y vinagre.
·         ½ tarrina de queso fresco.
·         100 gr. de queso parmesano.
·         Un diente de ajo.
·         Un limón.
·         Nueces, pipas.
·         Albahaca.

Elaboración

·        Lavamos y cortamos la lechuga hoja de roble


·        Lavamos y cortamos los tomates




·        Cortamos el queso fresco en daditos y el queso parmesano en trozos pequeños. Lo añadimos todo a un plato donde hemos puesto el tomate y la hoja de Roble.




·        Añadimos las pipas y las nueces al gusto


·        Escurrimos y colamos el limón en un cuenco, añadimos unas gotas de vinagre, un poco de albahaca, aceite y sal al gusto, y lo mezclamos y añadimos a la ensalada.


·        Ya la tenemos lista para degustar

¡Que aproveche, rico, rico!