Rincón de experienciasII



LA EXPERIMENTACIÓN




La experimentación es una herramienta didáctica eficaz y motivadora para alumnos de todas las edades. Permite despertar el interés de los niños y niñas por la ciencia y los motiva en la búsqueda de las explicaciones a los resultados obtenidos, un objetivo, probablemente nada fácil de conseguir con las clases tradicionales.

Con las actividades de experimentación que programamos pretendemos divulgar la ciencia y la tecnología a un nivel comprensible para nuestros alumnos y alumnas, mediante la realización de sencillas experiencias que les permita incrementar su creatividad y que sea un referente para etapas posteriores a sus estudios

Tratamos de incorporar en las actividades que proponemos, contenidos y conceptos al proceso de enseñanza y aprendizaje, que contribuyan al logro de una mejor comprensión de los contenidos de las asignaturas de su currículum. Pretendemos, igualmente, poner al alcance del alumnado, contenidos del currículum y ampliación del mismo, mediante distintas acciones sencillas y simples que resulten fáciles de entender, que les atraigan y atrapen rápidamente en su atención y que provoquen su interés.





Rincón de experimentos

20. Extracción semillas: cebolla, habas, guisantes,
pimientos y berenjena






                    Al pimiento

Oh, pimiento,
cuando te como
me caliento,
si no, reviento.

¿Por qué los pimientos
sois tan atentos?
Porque estamos,
hambrientos y sedientos.



La berenjena

Berenjena buena,
¿Quieres ser mi cena?
¡Qué bien suena!
pareces una ballena

Berenjena, berenjena.
¿Tu nombre es Elena?
No, me llamo Rellena.

Berenjena Rellena,
¿Por qué eres siempre
tan serena?

Alejandro 5ºB







¿Qué pretendemos?

Con la extracción de semillas pretendemos introducir al alumnado en el conocimiento de prácticas que, a lo largo de muchos años, huertanos y huertanas de nuestro municipio, han llevado a cabo y aún siguen haciendo, para apropiarse y disponer de semillas con las que poder hacer sus semilleros y obtener las plantas con las que hacer sus cultivos que proporcionarán excelentes cosechas.

Al mismo tiempo, tratamos de sensibilizar y despertar el interés a nuestros alumnos y alumnas para que, en cualquier momento, puedan llevar a cabo y desarrollar dicha experiencia que, probablemente, sea de las más fascinantes y mágicas.  

Durante las sesiones, nuestro alumnado ha podido experimentar con bastante interés y motivación. Toda la experiencia despertó cierta curiosidad, entusiasmo y saber.

Igualmente, con esta práctica nuestro alumnado ha tenido oportunidad de profundizar en conocimientos, sentimientos y valores.

En nuestra experiencia, destacamos:

  • Es una actividad atractiva y placentera.
  • Permite obtener semillas sin ningún coste económico, pues no tenemos que comprar las semillas.
  • Nos aseguramos que las semillas que sembraremos son de las especies que deseamos y de las variedades que mejor se pueden adaptar a nuestro entorno.
  • Obtenemos semillas de variedades de hortalizas y verduras de la mejor calidad  de nuestro huerto.
  • Nos garantiza la supervivencia de especies autóctonas.
  • Las semillas son de especies que están adaptadas al microclima de nuestro entorno.



El lunes no pudimos ir al huerto por las frecuentes lluvias, así que nos quedamos en clase a extraer semillas.

La primera tarea fue extraer semillas de la cebolla. Era un tallo muy alto y en el pico una bola con muchas, muchas flores secas. ¡Wuau!, quitamos una flor y salieron tres semillas que eran diminutas y negras. Me emocioné al segundo de ver… ¡No sabía que la cebolla tuviera unas semillas tan enanas!

Luego, estuvimos sacando las semillas de guisantes y habas. Las de las habas ya las conocía cuando sembramos en el huerto, así que no me sorprendí, pero las de guisantes eran bien duras y de color claro, ¡Qué chulas!

Jesús 5ºB





Materiales

·         Frutos bien maduros
·         Cuchillo
·         Cucharillas
·         Tapaderas de plástico
·         Lupas
·         Servilletas de papel blanco
·         Bolsitas de plástico con autocierre
·         Rotulador de tinta permanente.
·         Cámara de fotos




El maestro Pepe nos dio pimientos diferentes a cada grupo. A Yassine, Juan Rafael y yo nos tocó los pimientos de campanilla, que son muy picantes. Desmenuzamos los pimientos y les sacamos las semillas.
         
Después, nos dio un tozo de berenjena a cada uno para sacar las semillas. A mí me daba asco, así que me dio un cuchillo para sacarlas.

Cuando acabamos, sin darme cuenta me toqué con los dedos, la nariz y cómo no me las había lavado, se me puso roja y súper caliente, por el picante de los pimientos de campanilla. Tuve que echarme agua y menos mal que se me quitó porque tenía un examen.

Alejandro 5ºB



¿Cómo lo hacemos?

Va a depender de las variedades de hortalizas que vamos a utilizar en la extracción de semillas.



Hoy nos quedamos en clase y sacamos semillas de cebollas, guisantes y habas.

Las semillas de cebolla me sorprendieron, porque en cada una de las flores podía haber tres o cuatro semillas. Yo en una me encontré seis y en otra siete. Cuando sacamos los guisantes, algunos estaban un poco de color verde y las habas estaban duras como las piedras.

Natalia 5ºB





Cebolla



Presentamos al alumnado el tallo floral de varias plantas de cebolla que dejamos espigar y madurar en nuestro huerto. Hacemos hincapié en la gran cantidad de diminutas flores que contiene dicho tallo floral. El alumnado irá observando a simple vista y con la lupa, los tallos florares. Después, irán tomando las flores y sacando con mucho cuidado sus semillas. Las irán depositando en un recipiente para, posteriormente, guardarlas.













Habas

Sacamos las distintas vainas de habas maduras que cosechemos en el mes de marzo en nuestro huerto y que dejamos secar. Observan, primeramente, cómo quedaron las vainas después de varios meses. La piel de las vainas secó completamente y se volvió de color pardo oscuro y negro.



La extracción es bien sencilla. Abren fácilmente las vainas y van sacando las semillas de habas. Están bien duras y bien secas. Se reservan en un recipiente hasta que las guardemos en sus bolsitas correspondientes.




Guisantes



En el mes de Abril arrancamos las matas de guisantes y cosechamos sus vainas que estaban completamente secas. Después, las guardamos y ahora, el alumnado va rompiendo las vainas y sacando los guisantes que guardan en un recipiente. Pasados unos días, guardaremos las semillas en unas bolsitas.








Pimiento




Durante el verano dejamos que algunos pimientos maduraran en sus plantas y a lo largo del mes de septiembre y octubre, cosechemos distintos pimientos y de varias especies: campanilla, bola, amarillo, guindillas e italiano.





Durante la experiencia, nuestro alumnado observa que las semillas de los pimientos se encuentra en el pezón. El pezón es la zona del pimiento que lo une al tallo de la planta. Además, las semillas se encuentran formando una pequeña bola en dicho pezón. Cortamos el pimiento por la mitad. Tomamos la parte del pezón, rompemos la piel del pimiento y extraemos la bola con las semillas. Con ayuda de los dedos vamos retirando o despegando las semillas y las dejamos sobre una servilleta de papel que dejaremos secar, a la sombra, durante varios días.








Hoy hemos estado en clase extrayendo semillas de pimientos y berenjenas. Abrimos varias clases de pimientos, como: pimientos de bola, pimientos de campanilla, guindillas y pimientos italianos.

Kaoutar y yo extrajimos las semillas de guindilla, Fátima y Alexandr las de pimientos de bola, Juan Antonio y Nicolás las de los pimientos italianos y Jassine, Juan Rafael  y Alejandro las de pimientos de campanilla.

Luego, todos sacamos las semillas de berenjena.

Karla 5ºB















Una vez bien secas las semillas, las meteremos en una bolsa de plástico con autocierre, le pondremos el nombre de pimiento, la variedad del mismo y la fecha de la extracción de las semillas.


Berenjena


Tomamos unas berenjenas bien maduras que dejamos en nuestro huerto madurar en su planta a lo largo de todo el verano. Seguidamente, cortamos por la mitad cada berenjena y, después, troceamos cada una de las mitades. Con ayuda del dedo o cucharilla vamos separando las semillas y las iremos dejando caer sobre una servilleta blanca de papel y las guardamos a la sombra para que sequen perfectamente.










Hoy, como estaba lloviendo, el huerto estaba mojado. Así que nos quedamos en clase. Pero me lo pasé genial haciendo una experiencia, extraer semillas de pimientos y berenjena.

Primero cogimos un folio y escribimos el nombre de la semilla. Luego, abrimos las guindillas, los pimientos de bola, de campanilla… y teníamos que colocar las semillas correspondientes en su folio.

A continuación, abrimos la gran berenjena. La cortamos por la mitad. Hicimos como las otras semillas, las sacamos y las pusimos en el folio con su nombre.

Al final, cogimos los folios con las semillas y las pusimos encima de una mesa. Tenemos que ponerlas a secar. Luego, recogimos todos los restos y los dejamos en la basura.

Nos lo pasamos súper bien. Me gustaría volver a hacer esta experiencia de la extracción de las semillas.

Fátima 5ºB














  


Pasados unos días y cuando estén completamente secas, las pondremos dentro de una bolsita de plástico y las guardaremos.


Tras el experimento

El alumnado ha observado y comprobado:

1. Que ciertas plantas son susceptibles de poderles extraer sus semillas. Y además, según la especie la técnica de extracción es distinta.

2. Los alumnos y alumnas han ido observando los distintos tipos de semillas. Perciben sobre la diferencia de semillas según, su tamaño, forma y color es distinto según el fruto que se trate.

3. Han aprendido de una técnica que en nuestro entorno, aún sigue haciéndose.


4. Experimentan sobre la sencillez de la tarea y de la importancia que tiene para poder disponer de semillas para hacer sus siembras sin necesidad de comprarlas.

5. Se conciencian de la posibilidad de cultivar un huerto y cosechar frutos, hortalizas y verduras perfectamente sanas, de auténtico sabor a partir de las semillas que ellos mismos pueden extraer y conservar.


Conclusión

Nuestros alumnos y alumnas han tenido oportunidad de experimentar y tomar conciencia sobre la importancia de extraer semillas y poder aprovecharlas en sus propios cultivos.

Igualmente, comprenden lo que suponen las semillas como elementos esenciales en la renovación, perpetuación y difusión de distintas especies de plantas, lo que les lleva a  valorar la propia naturaleza, amarla y respetarla.







Rincón de experimentos
21. Plantación árboles a raíz desnuda





El manzano en la colina de Chantesmesle (Monet)

Almendro en flor (Van Gogh)

Ciruelos en flor (Van Gogh)


¿Qué pretendemos?

Con la plantación de árboles en invierno pretendemos introducir al alumnado en una práctica que desde muchos años se ha venido haciendo en huertos y campos. En nuestra huerta de Molina de Segura, aún pervive este modo de dotar al suelo de nuevos árboles para deleite de sus frutos.


Igualmente, queremos hacer saber a nuestros alumnos y alumnas que en esta época de invierno los árboles frutales de hoja caduca han perdido todas sus hojas y no tienen vigor para desarrollarse y por tanto, están en reposo absoluto. Así pues, es durante este tiempo de inactividad vegetativa, el momento idóneo para realizar su trasplante al lugar definitivo.

Además, los árboles frutales son bien fáciles de manejar en la tarea de la plantación, su coste económico es bastante menor que cuando se compran en maceta y casi siempre, el agarre del árbol en la tierra está casi asegurado.




Materiales

·         Un ciruelo, un almendro y un manzano
·         Tijeras de podar
·         Humus de lombriz                   
·         Regaderas
·         Palas
·         Cañas                   
·         Hilo
·         Azada

 ¿Cómo lo hacemos?

Para la realización de la actividad seguimos algunos pasos:



1. Se realizan tres pozos profundos en el lugar elegido para plantar los árboles dentro de nuestro huerto de árboles frutales. Conforme se va cavando el pozo, vamos dejando al lado la tierra que sacamos.




2. Antes de meter el árbol dentro del pozo, comprobamos el estado de las raíces. Con ayuda de las tijeras de podar eliminamos las que estén podridas o alguna que sea excesivamente larga.




3. Introducimos el árbol a plantar dentro del hoyo y cuidando que el punto donde se injertó la variedad de árbol a plantar quede por encima del suelo del huerto.  



4. Los niños y niñas van rellenando el pozo. En el relleno los niños van mezclando la tierra sacada del suelo con el humus de lombriz. Cuando se lleva la mitad de relleno, se pisa la tierra para que quede bien compactada.




5. Una vez relleno el pozo con toda la tierra, el alumnado va regando de manera suave. Acabado el riego, la tierra alrededor del árbol desciendo, entonces, añadimos un poco más de tierra.



6. Con ayuda de la azada se hace un pequeño hoyo alrededor del tronco del árbol para que contenga el agua de las sucesivos riegos. Conviene durante algunos días regar para asegurarnos que las raíces mantienen su humedad en la profundidad del pozo.




7. Cogemos una caña recia y la clavamos junto al tronco de cada uno de los árboles, a modo de tutor. Con ayuda de hilo, hacemos tres fijaciones del tronco del árbol a la caña. Con ello conseguiremos que nuestros árboles frutales queden firmes y aguanten el posible vaivén o balanceo producido por los niños y niñas en el patio. Nos aseguramos, por tanto, que las raíces queden inmóviles y facilitamos su agarre a la tierra.



8. Finalmente, con ayuda de las tijeras de podar, cortamos las ramas más largas y damos forma conveniente a nuestros árboles.



Tras el experimento

El alumnado ha observado y comprobado:

1. Que en los meses de enero y febrero son idóneos para plantar árboles a raíz desnuda.



2. Los alumnos y alumnas experimentan que la tarea de plantación de árboles frutales es bien sencilla y además, muy divertida.


Conclusión
Nuestros alumnos y alumnas han tenido oportunidad de experimentar y tomar conciencia sobre la importancia de plantar árboles y poder aprovecharlos como cultivos y también, como una manera de crear y dar vida al entorno escolar.



Igualmente, comprenden el plantar árboles supone una acción natural que contribuye a la creación y renovación de espacios con los que habitualmente convivimos, lo que les lleva a  valorar la propia naturaleza, amarla y respetarla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario